jueves, 5 de marzo de 2009

Una Reina rubia


Una Reina rubia en un ágil trono. ¿Quién descubrió la concordancia estricta del caballo y la Reina? Arriba, la gracia que disimula la fuerza; abajo, la fuerza que la elegancia doma. Contra la faz de los cielos, no hay silueta más bella. Pero, ¿no cabalga a su modo el balandro las olas? Conviene no olvidar que, puesto el pie en el bauprés, o apoyada en la marincangalla, la Reina rubia domina mares. Nos la envió un pueblo que navegó en Salamina y cabalgó en las Panateneas. El caballo, la nave y la Reina contra el viento. ¿Verdad que es hermoso?

Gonzalo Torrente Ballester (1910-1999), en exclusiva para "Revista del Caballo", 1984.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada